Llámanos (477) 776 - 5180

Agotamiento laboral: un enemigo silencioso de la productividad

En estos momentos, el enemigo principal de los resultados empresariales se denomina: agotamiento laboral; la OMS lo llama “síndrome de desgaste ocupacional”. Este síndrome se define como un estrés crónico en el lugar de trabajo que no ha sido tratado con éxito.

Según los expertos, este problema es cada vez más común y la OMS lo incluyó en la Clasificación Estadística Internacional de Enfermedades y Problemas de Salud Conexos (CIE-11), que se utiliza para establecer tendencias y notificar enfermedades, así como las afecciones.

En el listado, el síndrome de desgaste ocupacional aparece entre los “factores que influyen en el estado de salud”, específicamente dentro de los “problemas asociados con el empleo o el desempleo”.

No importa si sus colaboradores están bien remunerados, si tienen un cargo que les genere estatus o si las instalaciones de la compañía son modernas y cómodas; porque todos, absolutamente todos en este momento, podemos ser víctimas de la frustración, de la indiferencia hacia el trabajo, la irritabilidad persistente, la ira, el sarcasmo y, sobre todo, del agotamiento; lo que, a su vez, afecta inminentemente la productividad.

Leer también: Celebra México el primer Día del Balance entre Trabajo y Familia: El Economista

Cabe mencionar que un estudio realizado por investigadores de Harvard y Stanford encontró que los problemas de salud por el estrés laboral solo causan más muertes que la diabetes, el Alzheimer o la gripe.

La agencia de la ONU advirtió en abril de 2020 que 4 de cada 5 trabajadores a nivel mundial, sufre las consecuencias de los confinamientos totales o parciales de ciudades enteras y que muchos gobiernos se han visto forzados a imponer.

Este efecto llega cuando hemos gastado la fuerza física y emocional. Generalmente sucede como consecuencia de la incertidumbre en la que vivimos debido a la pandemia. Si mantener motivado e inspirado a un colaborador en condiciones “normales” era un reto, ahora es mucho más complejo hacerlo. Sin embargo, es responsabilidad de las compañías tener un plan de acción para mitigar este efecto que puede desgastar la moral de la empresa y en consecuencia su productividad.

Este agotamiento, muchas veces, es difícil de prevenir; pero sí podemos administrarlo y combatirlo. Los gerentes de personas o departamentos de recursos humanos, tienen el gran reto de diseñar estrategias, más allá de los espacios de diversión o manualidades que ya han venido generando estos meses, para mantener “entretenidos” a sus equipos.

Muchos de estos empleados, afectados por el agotamiento laboral, tienen además del miedo de la pandemia, un terror inminente de perder su empleo; ya que la cifra de despidos no se detiene.

Según un informe de la Organización Internacional del Trabajo, el efecto de la pandemia global de coronavirus sobre el empleo va a ser “devastador” y superará lo sucedido durante la crisis financiera mundial de 2008-2009; según el informe, se perderán más de 195 millones de puestos. A esto sumémosle que La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (Ocde), pronosticó que Colombia será el país con las mayores tasas de desempleo durante el  2020.

Pese a esto, los empleados siguen trabajando, aunque no quieran hacerlo y generando, además, un clima laboral denso, en donde las discusiones, los chismes y la mala actitud se convierten en antagonistas. 

Sumado a esto, debemos tener en cuenta varios factores, los empleados desmotivados disminuyen notablemente su productividad, lo que, a su vez, afecta las finanzas de la compañía; un lujo que en estos momentos no podemos darnos. Lo complicado del asunto, es que estos empleados agotados renuncien; ya que se convertiría en un problema doble, pues tendremos que hacer un esfuerzo extra al seleccionar, contratar y capacitar a los nuevos colaboradores.

Algunas recomendaciones para administrar correctamente este fenómeno son:

  • Acepte que todos pueden estar siento afectados por este enemigo silencioso.
  • Elabore un plan con su equipo, para generar espacios que ataquen directamente este efecto.
  • Mida las percepciones de los empleados sobre las condiciones de trabajo, el estrés, la salud y la satisfacción.
  • Recopile y analice los datos para identificar problemas y condiciones estresantes.
  • Fortalezca el espíritu de equipo, de cooperación y de valores que lleven a un mejor ambiente de trabajo.
  • Fortalezca los vínculos sociales entre los colaboradores

Es importante e indispensable que haga todo manteniendo en privado la identidad de sus colaboradores, eso ayudará a que sean honestos a la hora de entregar información. Además, tenga en cuenta que, si sus colaboradores están motivados, la compañía mantendrá su productividad e incluso, podrá aumentarla.

Póngase en el lugar de ellos y comprenda las razones de su agotamiento, encuentre soluciones en conjunto y reviva la motivación en ellos.

Clave: organice una reunión con todos sus colaboradores, hágales saber que están interesados en ellos, que para la organización nada es más importante que el bienestar de su equipo.

Las compañías que logran reaccionar a tiempo, obtienen recompensas incalculables como:

  • Disminución del absentismo y pérdida de tiempo.
  • Aumento de la productividad.
  • Disminución de estrés y mal ambiente laboral.
  • Disminución de deserción y rotación de colaboradores.
  • Aumento de márgenes en ventas.
  • Disminución de gastos en atención médica.

Sin duda, en este momento la calidad de su liderazgo determinará el buen desempeño de la organización, es por eso que recomiendo hacer un primer trabajo con ellos, si logramos mantener al liderazgo enfocado y motivado, los resultados pueden ser extraordinarios.

Luego de centrarse en fidelizar a sus empleados, trátelos cómo al mejor de sus clientes, con el objetivo de hacer que la relación que ellos tienen con la organización esté por encima de las expectativas y sea una experiencia memorable, para que, de esta manera, se pueda lograr un mayor engagement (compromiso), que se traduzca en mejores resultados de negocio.

Todas Las estrategias y acciones deben estar enfocadas en mejorar la relación y el bienestar interno de sus trabajadores o colaboradores, con el fin de aplicarlos para generar motivación y mejorar la productividad.

Recuerde que lo más importante, a tener en cuenta, es que este síndrome se podrá detectar en su compañía, siempre y cuando, su equipo de trabajo tenga la confianza suficiente de expresarle a usted, como líder, las inconformidades que tienen. 

Si su nivel de liderazgo ha sido exitoso, ellos acudirán a usted y usted podrá crear estrategias para disminuir o extinguir dicho problema; de lo contrario, este enemigo silencioso seguirá buscando la manera de afectar la productividad de su organización y si persiste, ésta podrá incluso, impactar negativamente los resultados del negocio.

Fuente: https://www.dinero.com/management/articulo/agotamiento-laboral-enemigo-de-la-productividad-kike-ramirez/297321

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *