Llámanos (477) 776 - 5180

Acceso a la certificación

Red AGDER

Hace 25 años, la decisión de continuar nuestra preparación era muy sencilla y su limitación era debido a la poca oferta académica, generada por la poca presencia de universidades, programas académicos y la concentración de estos espacios en las grandes urbes y/o en las capitales de las Entidades Federativas.

Intentar estudiar en Universidades privadas resultaba sumamente caro y la opción de estudiar programas en línea no era tangible.

Hoy encontramos un panorama muy distinto, donde la presencia de las Universidades Públicas y Privadas se incremento, y al mismo tiempo, se generaron propuestas que incrementaron la oferta académica.

Sin embargo, el diseño de los planes de estudio no responde en su totalidad a las necesidades de los sectores productivos. Ya que el sistema de enseñanza aprendizaje esta basado en trabajo en aulas, y no en el desarrollo de competencias laborales.

La certificación de competencias es una necesidad de una evaluación constante para determinar la eficiencia de los programas educativos con las necesidades de los sectores productivos. Puede realizarse en convenio con empresas, gobierno, instituciones educativas, cámaras empresariales o con el público en general. Su finalidad es validar lo que los programas de estudio deberían estar cubriendo.

Las evaluaciones son realizadas de manera individual, en ambientes simulados o en situación real, midiendo los desempeños, productos y conocimientos de manera combinada. Los evaluadores deberán vigilar que se cubran con las condiciones y requerimientos establecidos en el estándar de competencia a evaluar.

De acuerdo con la normativa vigente, cualquier persona puede presentarse a una evaluación de competencia laboral, por lo que no es un requisito contar con un grado académico mínimo. Por lo que, una persona que ha desarrollado una actividad de manera rutinaria puede ser evaluada en su actividad con amplias posibilidades de éxito.

El costo de las evaluaciones varia, dependiendo del área en la que se pretenda evaluar una persona. Por lo que hay que consultar cada uno de los importes del proceso, los cuales deben estar separados en capacitación, evaluación y certificación. La capacitación no podrá ser obligatoria para realizar el proceso de evaluación y el certificado solo se cobra si el resultado de la evaluación fue aprobatorio.

Los beneficios son tangibles:

  • Para las instituciones educativas, valora el programa académico y a los docentes.
  • Para el gobierno determina el desempeño de las industrias locales y de los servidores públicos.
  • Para las empresas, les permite tener una certidumbre de la calidad de la mano de obra, en el momento del reclutamiento. Y cuando realizan el proceso con personal que ya estaba laborando, les permite medir el desempeño de sus procesos productivos y control interno.

En Guanajuato, la Entidad de Certificación AGDER cuenta con una disponibilidad de más de 70 estándares de competencia, que son evaluados por expertos en sus sectores productivos.

Te invitamos a que nos escribas y preguntes tus dudas, recuerda que en AGDER certificamos personas competentes para un mercado exigente.

Author

Justo Jacobo

Contador Público, Maestro en Finanzas y Maestro en Auditoría con amplia trayectoria en el sector educativo. Asesor de proyectos incubados y servicios administrativos y financieros. Egresado de la primera Universidad particular del estado de Guanajuato. Participante en el Maratón de fiscal y asesor en el Maratón de Finanzas y Ética profesional. Colaborador en Revista Pymero. Certificado en diversos estándares de competencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.