Llámanos (477) 776 - 5180

CRECE LA DEMANDA DE TRABAJADORES DIGITALES Y DE SERVICIOS PERSONALES

Red AGDER

Por Blanca Juarez (20/05/2019) p. 30

EN MÉXICO los empleos que requieren mayor conocimiento van a la baja, a pesar de que cada vez las personas tienen más años de escolaridad. Esto provoca que los buscadores de trabajo con estudios superiores opten por otro tipo de ofertas, donde no les piden títulos, pero hay mayor informalidad.

El problema podría radicar en las nuevas habilidades que pide la cuarta revolución industrial. Según la tercera entrega del estudio “El futuro del trabajo”, elaborado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), en toda América Latina y el Caribe están aumentando los empleos para los que se necesitan menos competencias.

“Hay más gente con más educación, pero no necesariamente con las habilidades que están demandando (los empleadores)”, señala en entrevista desde Washington, DC, Oliver Azuara, uno de los autores del estudio. En el año 2000 el grupo de mexicanos que tenía más de 10 años de estudio era de 47%, para el 2015 esta proporción aumentó a 56%, indica el especialista del organismo internacional.

En el reporte, que el BID subtituló ¿Cuáles son las ocupaciones y habilidades emergentes más demandadas en la región?, se indica que ha aumentado la demanda de habilidades digitales creativas para desarrollar juegos y animación.

Además de esas habilidades duras, como se les conoce, en las que muchos se quedan cortos son en las llamadas habilidades blandas. Las plataformas de promoción profesional o búsqueda de empleo dan grandes pistas para saber qué necesitan los candidatos para competir por una vacante.

El estudio del BID incorporó reportes de LinkedIn, los cuales apuntan a que las habilidades blandas más demandas son las que se enfocan en la resolución de problemas, trabajo en equipo, comunicación e interacción efectiva, pensamiento crítico, creatividad y facilidad para aprender.

CAMBIOS EN HABILIDADES Y COMPETENCIAS

Las ocupaciones que más demanda tienen en la actualidad son las relacionadas con la economía digital y las de servicios, como especialistas en computación o preparadores de alimentos, respectivamente.

Por su parte, las competencias que más se requieren son las digitales avanzadas, como el manejo de herramientas de desarrollo web y de software, conocimientos de tecnologías de almacenamiento de datos o desarrollo de aplicaciones móviles.

El empleo para directivos, operarios y trabajadores de reparación y mantenimiento está cayendo. Asimismo, la demanda de habilidades para esos cargos, como las competencias gerenciales.

Las industrias que se desarrollan en un país dependen también del capital humano con el que se cuenta, expone el estudio del BID. La escasez de personal “podría impedir” que algunas industrias se desarrollen, por lo que su demanda sería menor, señala el reporte.

Precisamente América Latina “está sumida en un mal equilibrio, donde la falta de talento le impide desarrollarse”. De hecho, es la región del mundo que registra más dificultades para llenar una vacante.

“No estamos aprovechando la inversión en capital humano”, dice Oliver Azuara, especialista de la División de Mercados Laborales del BID. “No tenemos una bola de cristal”, refiere, pero si no hay “un empate” entre las necesidades de personal calificado que tienen las empresas con las habilidades que los candidatos ofrecen, el cambio del mundo laboral se padecerá mucho.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.