Llámanos (477) 776 - 5180

El estilo de vida se gana, no se transfiere

Red AGDER

Los sueños de convertirnos en un Steve Jobs parecieran que han dominado la nueva forma de hacer negocios en la sociedad en la que vivimos. Todo mundo comparte imágenes motivadoras de su legado empresarial, pero aunque la película que todos han visto es la versión de Ashton Kutchner (2013), considero que lo más pertinente es trabajar sin estereotipos de empresarios y hacer su mejor esfuerzo de manera organizada con la finalidad de hacer que los emprendedores se conviertan en empresarios y, a su vez, las empresas se conviertan en negocios rentables.

Por lo que, desde la Entidad de Certificación AGDER promovemos la consolidación de las competencias laborales en una estrategia compartida con el CONSEJO NACIONAL DE NORMALIZACION Y CERTIFICACION DE COMPETENCIAS LABORALES (CONOCER).

El CONOCER se encuentra trabajando arduamente en generar un esquema de certificaciones dirigidas a las PYMES, actualmente con 908 Estándares de Competencia (EC), entre los cuales podemos focalizar 28 para el área de Ventas, siete del área administrativa, cinco para personal de recursos humanos, cinco para almacenes, dos para cobranza y uno de atención a clientes. Además de contar con 33 EC con metodologías diversas para la capacitación en aula y fuera de ella.

Competencia laboral.

Si los estándares de competencia laboral fueran sumados como una estrategia permanente, cada uno de los negocios estaríamos mitigando las principales debilidades de las empresas. Una empresa competente es la suma de la cultura organizacional que tienen sus empleados.

Debemos tener claro que los negocios no pueden estar solo capacitando por capacitar, ya que si no lo hacen como una visión para mejorar su organización, en automático dejan de creer en los resultados de las capacitaciones.

Me ha tocado ver cómo existen organismos que invitan a sus afiliados, programas de gobierno que operan por generar mayores conocimientos, empresas que invierten en sus empleados, pero las personas llegan desmotivados, a fuerzas y no ven un beneficio directo, ya que esto no se traduce en una competencia laboral, sino en una acción de venta del capacitador.

Hace algunas semanas, el Director del Centro de Evaluación Mercadeho, Lic. Pablo Alberto Pérez Montes, me explicaba que tenemos que cambiar los mecanismos de capacitación para el trabajo, para denominarlos como entrenamientos, e inclusive, buscar cambiar el chip de la gente a través de “desconferencias”.

Convertirnos en personas competentes es una filosofía de la administración de las empresas, ya que esto implica hacer las cosas bien, a la primera y con el mínimo de recursos, sin sacrificar la calidad.

Los retos más importantes se presentan en las empresas familiares que han ido creciendo con la inercia de la operación, principalmente en aquellas donde los cambios generacionales se avecinan y tiene que prevalecer el mismo estilo con el cual ingresaron al segmento de mercado que atienden.

Proceso de evaluación en atención a clientes.

Por lo que algunos tips para trabajar en las competencias laborales y fortalecer la competitividad de las empresas es:

  1. Los vendedores no solo representan una cuota de ventas. Son el alma de la operación de la empresa, ellos deben tener una identificación clara del nicho de mercado que están atendiendo, así como una agenda de trabajo para generar nuevos clientes y fomentar la lealtad de los existentes, ya que la venta no solo es el resurtido de la cartera existente.
    En caso de tratarse de los vendedores de mostrador, estos deberán vigilar que los sistemas de seguridad se encuentren activos y hacer pruebas que permitan identificar robos. Tendrán que acomodar el producto conforme a las necesidades de venta, verificando que los precios estén visibles y validar que aparecen en los sistemas de almacén para evitar contratiempos al momento de cobrar.
  2. Los almacenistas son los encargados de la logística de la empresa, además deben estar al pendiente de la planificación de las compras para dar un surtido adecuado a la producción o el embarque de los productos vendidos. Si estas personas no son tomadas en cuenta, encontraremos desabasto y cuellos de botella continuamente en sus áreas de trabajo. Debemos fomentar que ellos tienen clientes internos dentro de la organización y para atenderlos, deben tener organizado con anticipación el almacén conforme a las necesidades de las ventas y producción. Al mismo tiempo deben cuidar y dar mantenimiento al equipo que utilizan para movilizar la materia prima y el producto terminado.
  3. En cuanto al personal administrativo, este debe desarrollarse en la búsqueda de proveedores, cotización de proveedores, pago a proveedores, control administrativo de los inventarios, búsqueda y promoción del personal, elaboración de nóminas, control del expediente del personal y control de la cobranza.
  4. Los encargados del personal son personas que deben cuidar la forma de reclutamiento, administración y formalidad de la contratación inicial, seguimiento y evaluación del desempeño del personal, control de los expedientes del personal, manejo de incidencias con el personal, administración de la nómina, manejo de salida del personal y representación del patrón ante las autoridades laborales.
  5. La atención a clientes es una de las áreas prioritarias que se debe cuidar y no es exclusiva de las personas que se encuentran en ventas o atención a clientes, ya que esta es una de las competencias laborales blandas que aplica de manera transversal en toda la organización. Es la imagen que se lleva el cliente y sobresale ante la identidad corporativa. Aplica para todas las personas que tienen contacto con usuarios de manera presencial, telefónica, correo electrónico o chat, es decir, todo aquel que tiene que representar a la empresa.

Te invito a que antes de que gastes en capacitación o en asesoría empresarial conozcas la página del CONOCER y busques las competencias laborales que debe tener tu personal para que identifiques cómo crecer y consolidarte, ya que las competencias laborales del personal de las empresas no se heredan.

En Guanajuato existen ocho entidades de certificación laboral con 40 estándares de competencia dirigido a 8 sectores productivos.

Author

Justo Jacobo

Contador Público, Maestro en Finanzas y Maestro en Auditoría con amplia trayectoria en el sector educativo. Asesor de proyectos incubados y servicios administrativos y financieros. Egresado de la primera Universidad particular del estado de Guanajuato. Participante en el Maratón de fiscal y asesor en el Maratón de Finanzas y Ética profesional. Colaborador en Revista Pymero. Certificado en diversos estándares de competencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.