Llámanos (477) 776 - 5180

Lograr un certificado es fácil, si eliges bien el tema

Red AGDER

Desde que inicie a estudiar la profesión me inculcaron la necesidad de estar certificado, realmente es un logro personal demostrar porque estas en el lugar que estas.

Como profesionista, me encontré con la necesidad de buscar clientes, conservarlos y darles un buen servicio. Estas situaciones nunca me las enseñaron en las diversas escuelas que estuve, lo tuve que ir aprendiendo a través de la convivencia con otras personas, en los trabajos que estuve y en la casa.

En varias profesiones he visto que existe una certificación con respaldo oficial de la Secretaría de Educación Pública (SEP), lo cual implica que exista un examen de conocimientos. Esa versión, es la que tuve hasta el año 2014.

Cuando me doy cuenta de la existencia del CONSEJO NACIONAL DE NORMALIZACION Y CERTIFICACION DE COMPETENCIAS LABORALES (CONOCER) empecé a investigar cómo eran las líneas de trabajo que existían para lograr la certificación y la sorpresa que me encontré fue:

  1. Está dirigida a cualquier persona que sepa hacer las cosas bien, a la primera, sin desperdicio de recursos humanos, materiales y financieros.
  2. Se realiza sin prerrequisito de contar con un nivel de estudios previo, es decir, puede acceder cualquier persona que tenga experiencia en el tema.
  3. No solo se realizan exámenes teóricos, sino que también se evalúa a través de la práctica.
  4. Además, se evalúa los productos que se generan previos a las prácticas o derivados de la misma.
  5. Son de costos accesibles.
  6. Si alcanzo el puntaje requerido me entregan un documento avalado por la SEP, y a su vez puedo participar en un padrón nacional de personas certificadas (RENAP).

Como profesionista me quede muy contento de que existiera este mecanismo, ya que no solo contempla temas técnicos de mi profesión, sino que también considera prácticas, actitudes, hábitos y valores que son necesarios para ser más competitivos.

A su vez, el modelo del CONOCER, permite que personas que se quedaron a la mitad del camino en el trayecto de sus estudios puedan acceder a un reconocimiento oficial.

Mi primera certificación

El proceso por el cual yo pase para certificarme fue acercarme al Centro de Evaluación acorde a mis necesidades, posteriormente me aplicaron un prediagnóstico gratuito, me dieron conocimiento de mis derechos y obligaciones, me realizaron la ficha de registro y me entregaron mi forma de pago.

Posteriormente me hicieron mi plan de evaluación, en el cual nos pusimos de acuerdo en las condiciones que debían cubrirse, los horarios y los insumos. La evaluación me la realizaron conforme al estándar de competencia que me estaba evaluando y haciendo las consideraciones que acordamos en el plan de evaluación. Al final de la jornada me entregaron mi resultado y me indicaron el tiempo en el que llegaría mi certificado.

El certificado llega con número de folio, logotipos de la SEP y del CONOCER, así como de la Entidad de Certificación que respalda el proceso.

El tema que elegí para realizar mi primera certificación fue el estándar de competencia EC0049 Diseño de Cursos de Capacitación, sus instrumentos de evaluación y material didáctico. Lo difícil fue decidir el tema del curso a diseñar, ay que en una sola certificación quería abarcar todos los temas que se, es decir, le quería “echar crema a los tacos”. Al paso del tiempo, he visto que esta situación se repite en todas las personas que hemos buscado la primera certificación.

Estar dentro de los estándares de competencia es hacerlo conforme a los requerimientos mínimos y dejar que de manera natural sobresalgan nuestras cualidades.

Puedo decir, que después de estar tres años en el sistema nacional de competencias me ha llevado a obtener NUEVE certificaciones. Ya con el tiempo, he visto quienes son buenos y malos evaluadores, solo por la atención que me dan, e inclusive como es un proceso homogéneo me he alcanzado a dar cuenta quien está improvisando.

Los evaluadores deben ser expertos

Lo primero que debe tener un Evaluador, es contar con una certificación en algún sector productivo, posteriormente, se debe acercar a un Centro de Evaluación o Entidad de Certificación (ECE) para plantearle su necesidad.

El evaluador debe realizar el curso de evaluador de competencias laborales basado en el estándar “EC0076 Evaluación de Candidatos con base a Estándares de Competencia” y presentar la evaluación.

Una vez que aprueben su solicitud, la ECE te proporcionará una cedula de acreditación, la cual deberá estar en tu oficina a la vista o portar los días que se realicen evaluaciones fuera de ella.

Para lograr continuar como Evaluador, aparte de dar un buen servicio, se debe ser experto en la competencia laboral que se evalúe, por lo que se mide continuamente la eficiencia de los trabajos, a través de grupos de trabajo que analizan los portafolios que se entregan a las ECE.

Un evaluador, no puede hacer todas las funciones, ya que tiene prohibido ser capacitador y participar en los grupos de trabajo donde fue evaluador, esto mantiene la independencia de criterio y soporta al sistema nacional de competencias.

Como elegir mi primera certificación

El CONOCER atiende 733 tipos de certificación, las cuales se clasifican en:

La mejor forma de elegir, es buscar que área es la que más dominas. Si, efectivamente, probablemente tengas varias competencias laborales y existen varias áreas de interés. Por lo que es conveniente que selecciones cual es la que más te interesa y te contactes con la ECE de tu preferencia. En Guanajuato hay ocho ECE para apoyarte.

Actualmente yo me encuentro formando parte del cuerpo administrativo de una de las ocho ECE que existen en Guanajuato. Te invito a que formes parte de la gente que es competente en nuestro estado y reconozcas ese valor a través del CONOCER.

Author

Justo Jacobo

Contador Público, Maestro en Finanzas y Maestro en Auditoría con amplia trayectoria en el sector educativo. Asesor de proyectos incubados y servicios administrativos y financieros. Egresado de la primera Universidad particular del estado de Guanajuato. Participante en el Maratón de fiscal y asesor en el Maratón de Finanzas y Ética profesional. Colaborador en Revista Pymero. Certificado en diversos estándares de competencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.