Llámanos (477) 776 - 5180

La burbuja de la competitividad laboral

Red AGDER

Durante los 21 años de vida del Consejo Nacional de Normalización y Certificación Laboral (Conocer), ha tenido el reto de reconocer a los usuarios por sus prácticas conforme a las necesidades del mercado, las medidas sanitarias, la seguridad e integridad de las personas, procesos, productos y equipos; así como por sus hábitos, actitudes y valores.

¿Qué buscan los patrones?

Los patrones lo que buscan es mantener o mejorar la calidad con el mismo costo de personal que tienen, reducir la rotación laboral y, al mismo tiempo, elevar su producción.

Cuando un patrón contrata a una persona, lo que espera es que se quede el tiempo suficiente que se cubra el costo de reclutamiento y la curva de aprendizaje dentro de la empresa. Y las actividades que realice sean de manera monótona como si hubiera estudiado un doctorado dentro de la misma empresa.

Una variable intangible dentro de esta búsqueda es el compromiso que adquieren los empleados y que los patrones quieren de manera inmediata.

Ante la falta de compromiso, los patrones ven como un gasto cualquier esfuerzo realizado por generar personas más competentes. En caso contrario, el patrón invierte en fortalecer las capacidades productivas e inclusive en el fortalecimiento del clima laboral.

Certificación de infraestructura vs. personal

Hoy se les exige por normativa que las instalaciones de los centros de educación, capacitación y formación de personas se encuentren certificadas. Pero, eso no hace que la gente mejore en la calidad del proceso de enseñanza-aprendizaje.

Muchos capacitadores se venden bajo el argumento de que si todos capacitamos, entonces en tu próximo reclutamiento obtendrás personal capacitado.

Pero…, ¿y si la capacitación no fue buena?

Nos estamos desviando en la forma, más que en el fondo. Si en verdad queremos cambiar las cosas, todos los capacitadores, instructores y docentes debemos empezar por certificarnos en el estándar EC0217 Impartición de cursos de formación de capital humano de manera presencial grupal, con ello el conocimiento que yo transmita será organizado, metódico y visualizando los resultados que deseo obtener de ello.

Los beneficios que obtendrán los patrones será un informe de acciones a tomar posteriores a los cursos en lugar de una factura de cobro. Por su parte, el sector productivo mejorara a su mano de obra.

El estándar de competencia laboral, dirigido a los instructores, capacitadores y docentes es uno de los más difundidos por todas las Entidades de Certificación. Es de uso para escuelas públicas, privadas, organizaciones no gubernamentales, despachos de capacitación, capacitadores internos de las empresas, gobierno, entre otras.

¿Qué garantiza el sistema nacional de competencias?

Es el mecanismo aceptado por los diversos sectores productivos a lo largo y ancho del país y que da el aval de que una persona realiza sus actividades con un nivel de calidad exigido por los comités de gestión de competencias.

Para realizar las evaluaciones se ocupa personal con conocimiento, experiencia y aptitudes aplicables a cada estándar de competencia laboral en el que se pretende certificar una persona.

El Sistema Nacional de Competencia garantiza a los patrones que las personas certificadas reducen el costo de aprendizaje dentro de la empresa, de tal manera que se acoplan de una manera muy natural y, en consecuencia, proponen alternativas que le agregan valor a la misma.

Una empresa competitiva, proviene de personal competente. Por ello, si implementas programas de capacitación, utiliza instructores certificados.

¿Quiénes me pueden certificar?

Se han generado entidades de certificación, lo cual representa la exigencia de los sectores económicos por contar con una certificación de cobertura nacional que determine los tres ejes de las competencias: ser, saber hacer y saber saber y, al mismo tiempo de, aparecer en el padrón nacional de personas certificadas (RENAP).

Cada entidad de certificación para lograr sus metas e impactar en su población objetivo puede extender su cobertura a través de Centros de Evaluación Especializados, según el perfil de evaluadores con los que cuente cada centro.

No te dejes engañar con falsos centros de evaluación, pide informes para que identifiques a qué unidad están adscritos y puedas confirmar que sí vas a recibir el servicio por el que estas pagando. El teléfono para confirmar si el centro de evaluación existe es el 01 800 288 26 66. En Guanajuato hay 9 entidades de certificación las cuales se ubican en diversos municipios del estado.

¿Cuáles son las obligaciones de las entidades de certificación y centros de evaluación?

Lo primero es tener el número de acreditación exhibido a la vista de todas las personas.

En segundo lugar, tener a la vista los precios que te pueden cobrar.

En tercer lugar, deben tener el buzón de quejas y sugerencias, así como el teléfono del Conocer y correo electrónico a la vista.

En cuarto lugar, aplicar diagnósticos para determinar la conveniencia de certificarse o realizar una capacitación. Este paso se debe hacer sin costo.

En quinto lugar, garantizar los derechos humanos durante el proceso.

¿Qué no pueden hacer las entidades de certificación y centros de evaluación?

Condicionarte la evaluación con fines de certificación. Es decir, forzarte a tomar un curso de capacitación.

Negarte copias de los folletos de derechos y obligaciones, planes de evaluación y cédula de resultados.

Aplicar las evaluaciones de manera virtual, es decir usando tecnologías de información.

Permitir que un evaluador realice procesos de otro evaluador.

¿Qué se está haciendo en la región?

El pasado 23 de octubre se realizó en Nuevo Vallarta, Nay. la primera reunión regional de entidades de certificación y centros de evaluación de la región Occidente. Dicha reunión estuvo organizada por el Conocer en conjunto con la Universidad Tecnológica de Bahía de Banderas.

En la reunión se presentó el informe de resultados del sistema de gestión para la productividad laboral (Sigprol), el cual conforma un trabajo conjunto entre la Organización Internacional del trabajo (OIT), la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) y el Conocer.

El Sigprol es un proyecto para introducir en las empresas del sector turístico métodos y practicas diseñadas para incrementar la productividad laboral. Los primeros participantes son la red constituida por actores sociales de la cadena de valor del sector turístico de la Riviera Nayarit.

La red de actores sociales fue integrada por organizaciones de empleadores, sindicatos, empresarios MiPYME, sector público y universidades.

Las organizaciones que presentaron el informe indicaron que de esta experiencia piloto se deriva la necesidad de aplicar conjuntamente la capacitación, la evaluación, la certificación de competencias laborales y la medición de indicadores de retroalimentación.

Para muchos organismos, las reuniones regionales permiten el intercambio de experiencias sobre las buenas prácticas que se tienen. También permiten identificar lo que se está haciendo mal, con la finalidad de establecer límites y fijar posturas para evitar que en un futuro se vuelvan a repetir.

Author

Justo Jacobo

Contador Público, Maestro en Finanzas y Maestro en Auditoría con amplia trayectoria en el sector educativo. Asesor de proyectos incubados y servicios administrativos y financieros. Egresado de la primera Universidad particular del estado de Guanajuato. Participante en el Maratón de fiscal y asesor en el Maratón de Finanzas y Ética profesional. Colaborador en Revista Pymero. Certificado en diversos estándares de competencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.