Llámanos (477) 776 - 5180

La certificación laboral es un trabajo de todos

Red AGDER

El sistema nacional de competencias está instalado dentro del Consejo Nacional de Normalización y Certificación (CONOCER), el cual está presidido por el titular de la Secretaría de Educación Pública y se conforma de representantes de las cámaras y de sindicatos, por lo cual guarda intereses tripartitas con afán de generar consensos en bien del desarrollo económico y social de nuestro país.

A su vez, el CONOCER instala comités de gestión de competencias donde se valida la universalidad de las competencias laborales y su aplicación, por lo cual también representa un conjunto de consensos para determinar la forma en que se evaluarán los distintos elementos que comprenden las competencias que se vayan decretando.

Los comités de gestión de competencias tienen una representación que es determinada por el CONOCER, pero que tiene como fin que expertos midan lo que otros expertos van a evaluar. A partir de las decisiones que se tomen, se fijan desempeños, actitudes, hábitos, valores, conocimientos y productos que deben ser tomados en cuenta para determinar si una persona es competente o no.

Posteriormente, se presentan los estándares de competencia ante las entidades de certificación, en donde se explican cuáles son las características de este y los alcances.

Cuando una casa certificadora decide realizar las aplicaciones de los estándares genera evaluadores que son expertos en el tema y que deben realizar el mismo proceso que realizarán en el futuro los usuarios del sistema nacional de competencias.

Tanto los evaluadores como los usuarios pasan a través de un grupo dictamen, conformado por expertos que validan los instrumentos de evaluación, los productos y el protocolo seguido durante la evaluación en su conjunto.

El fallo que determine el grupo dictamen es inapelable, puede ser en el mismo sentido del juicio de los evaluadores o puede ser contrario. En caso que se determine contrario, se reponen los procesos sin costo para el usuario.

La función del grupo dictamen, también es dar consejos a cada uno de los evaluadores con la finalidad de adoptar las mejores prácticas y contribuir a un desarrollo de competencias laborales e ir limpiando los procesos en los sectores productivos.

El usuario que llega al sector productivo y se encuentra certificado, se convierte en capital semilla, que a su vez contagia a sus compañeros con actitudes, hábitos, valores y conocimientos para hacer un país más competitivo.

Referirnos al sistema nacional de competencias es hablar del CONOCER, quien es la única autoridad educativa que tiene la función de reconocer con validez oficial las competencias laborales, y a su vez, incorpora a sus usuarios en un padrón nacional de personas certificadas.

Guanajuato presenta un gran reto, ya que además de ser uno de los estados con mayor índice de atracción de inversiones, también representa la concentración de sectores especializados que no se detonan en otros lugares del país como es el caso de la industria del cuero-calzado. Además de contar con dos municipios patrimonio de la humanidad, tres ciudades catalogadas dentro de los 44 principales destinos turísticos del país, cinco pueblos mágicos, 4 centros arqueológicos y festivales y eventos deportivos durante todo el año, destacando el Festival Internacional del Globo.

Para el CONOCER es muy importante que se vincule la certificación laboral con los sectores productivos de Guanajuato, en afán de  reconocer lo que ya se está haciendo bien en nuestro Estado, y al mismo tiempo, generar una política pública de desarrollo socioeducativo que venga a mejorar los niveles de calidad de vida de los usuarios.

En otras ocasiones ya he manifestado que nadie atenta contra su propio bolsillo, y para el usuario que adquiere una certificación representa que le reconozcan lo que ya hace bien, y se encuentra alineado a lo que los sectores productivos demandan.

Por lo anterior, cada certificado que se emite en el CONOCER es un esfuerzo conjunto de usuarios, evaluadores, expertos, cámaras, funcionarios de gobierno y sindicatos por mejorar la competitividad de un sector, región o el país.

En Guanajuato tenemos atención a cerca de 40 tipo de certificaciones para 8 sectores productivos, a través de 8 entidades de certificación y más de 30 centros de evaluación.

Author

Justo Jacobo

Contador Público, Maestro en Finanzas y Maestro en Auditoría con amplia trayectoria en el sector educativo. Asesor de proyectos incubados y servicios administrativos y financieros. Egresado de la primera Universidad particular del estado de Guanajuato. Participante en el Maratón de fiscal y asesor en el Maratón de Finanzas y Ética profesional. Colaborador en Revista Pymero. Certificado en diversos estándares de competencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.